Ruta de El Soto

Para realizar esta ruta deberemos partir desde la amplia Plaza Ducal de Lerma y bajaremos por la calle Mayor. Tras cruzar el arco de la cárcel y la antigua nacional 1 tomaremos la carretera que se dirige hacia Ruyales del Agua.

Una vez hecho el primer giro a la derecha, divisamos al fondo un Camino conocido como “Camino del Soto”. Continuaremos por este y rodearemos la antigua huerta del Convento de los Franciscanos protegida por una tapia en ruinas.
En nuestro itinerario nos encontraremos diferentes espacios como tierras de cultivos de cereal, huertas, invernaderos y una gran chopera que deberemos de atravesar para llegar a las vías del tren.


Pasando por debajo del puente se llega hasta nuestro destino Ruyales del Agua.
En este pequeño y tranquilo pueblo merece la pena visitar su interesante iglesia que destaca por la decoración de sus canes de motivos animales y humanos.Antes de partir, es posible reposar o merendar en una zona de descanso emplazada junto a un lavadero y una fuente. Para el regreso a Lerma tomaremos el camino de ida hasta llegar de nuevo al puente de la vía. Alli giramos a la izquierda y campo a través llegaremos a la orilla del río, Remontaremos su curso.
Después de pasar junto a la depuradora y bajo la autovía, seguiremos por la orilla del Arlanza hasta volver a encontrar eI camino inicial.

 

 Ruta de Las Ermitas

 Partiremos desde la Plaza Ducal y descenderemos por la calle Mayor hasta atravesar el Arco de la Cárcel, último  vestigio de la muralla medieval.

 Allí tomaremos dirección a Burgos, dejando a nuestra derecha la ermita del Humilladero, trasladada en 1609 por  orden del Duque de Lerma.

 Atravesamos el río Arlanza por su imponente puente medieval para descender por las escaleras de la izquierda.  Continuamos la marcha por la orilla del río, por una pequeña senda que deja el curso del Arlanza a nuestra  izquierda y pasa bajo la autovía. Después de cruzar un pequeño arroyo y la carretera, cogemos el camino de la derecha, que tras cruzar las vías  nos lleva a las ruinas dela Ermita de San Juan o Iglesia de Santa Cecilia.

 Volviendo sobre nuestros pasos tomamos el primer camino a la izquierda después de cruzrar las vías, llegamos a la ermita de Manciles que conserva parte de sus elementos constructivos románicos y góticos.

Siguiendo por el camino de Ia izquierda, al igual que en otros dos cruces siguientes, nos encontramos con fincas, árboles frutales, una chopera, un manantial y las ruinas de un antiguo lavadero.

Al conectar con el camino de Villamayor, giramos a la derecha e inmediatamente después de pasar por la autovía, a nuestra izquierda, se encuentra la fuente de los curas. Desde el cruce siguiente divisamos la Villa Ducal de Lerma.

 

Ruta de El Pedregal

Salimos desde la Plaza Ducal por la calle que nos lleva a la plaza del Mercado Viejo donde vemos el templete musical y las antiguas casas con sus soportales.
Siguiendo por la ancha calle de nuestra derecha veremos una casa blasonada con escudo y los restos de una de las cuatro puertas medievales que daban acceso a la Villa.
Continuamos por el paseo de la Solana, situado a la derecha. Bajamos las escaleras y tomamos dirección Burgos. Antes de llegar al puente medieval, pasamos frente al arco de la Cárcel.
Caminamos hasta el cruce de Covarrubias y en el Km. 47 nos desviaremos hacia la izquierda en donde se divisa una falsa cúpula que guarda una curiosa fuente.
Seguimos hasta un cruce donde cogemos el pequeño camino de la izquierda que bordea una granja. Sin desviarnos, se cruza el arroyo de Tordable o del Valle y se llega a Santa Inés. Allí podremos ver la ermita la iglesia, el lavadero y la fuente.
Tomaremos dirección a Quintanilla del Agua por el camino central y nos desviaremos a la derecha para llegar a la C-110. Continuaremos por la carretera, dejando a nuestra derecha la granja de Báscones.
Desde Quintanilla regresaremos por la carretera hacia Lerma. Tras pasar la granja de Báscones tomaremos el primer camino de la izquierda. Así, rio abajo, llegaremos a Santillán.
Continuaremos nuestra ruta atravesando el arroyo del Valle o Tordable y llegando a la Presa le Lerma. Entre la vegetación, a escasos metros, encontramos la Fuente de la Salud.
Subiendo el desnivel contiguo a la fuente, observaremos una excelente panorámica de la Villa Ducal de Lerma y todo su conjunto palacial al cual accederemos desde aquí tras cruzar varios arroyos y el conocido puente medieval.

 

  Ruta del Llano del Brujo

Partiremos desde la Plaza Ducal hacia la Plaza de San Blas y tomaremos la calle que va entre el Palacio y el monasterio. De allí continuaremos hacia la izquierda para llegar a la conocida fuente de la Nevera, dejando a la derecha la plaza de toros.
En las proximidades, a los piés de la ladera por donde discurre el Arlanza, es posible apreciar uno de los puentes que ordenó construir el Duque en su parque en el siglo XVII.
Siguiendo nuestra ruta llegaremos a la primera encrucijada y junto a elIa se encuentra la fuente Las Quena. Antes del siguiente cruce, justo a la izquierda, atravesando una chopera, se halla la Fuente de Tragabarriles.Continuaremos y tomaremos el segundo cruce a la derecha, (junto a una caseta de luz), y la llamada. Cañada de Valdeasnas, desde cuya cima podemos disfrutar del paisaje que nes ofrecen los diferentes pueblos de la comarca.
Según nos acercamos a Revilla Cabriada apreciamos la iglesia en lo alto y las numerosas bodegas artesanales. Más adelante se emplaza una fábrica donde se trabaja la madera.
Continuaremos a la derecha por el llamado camino del Hondo. Más adelante encontraremos otro manantial y una caseta de piedra.
Seguimos nuestra ruta por el camino de la izquierda, llamado Camino del Roble, a lo largo des cuall encontramos numerosas tierras de labranza y una fresca zona de pinares. A lo largo del recorrido disfrutaremos de una tipica vista castellana. Al final divisamos la Villa Ducal, punto de llegada de esta ruta.

 

Ruta de los montes


Desde la Plaza Ducal descendemos hasta el puente medieval llegamos al cruce de Covarrubias. Seguimos el camino que nos lleva a Villalmanzo. Tomamos la carretera de Santa Inés y a un km. nos desviamos a la izquierda, hacia Tordable.
Dejando una granja la derecha, se pasa junto a un arroyo y una presa hasta llegar a una pradera donde se pierde el camino. Buscamos de nuevo la senda sin salir de ella, seguiremos de frente en todos los cruces hasta Torrecilla. Desde la iglesia del pueblo continuamos descendiendo por la ladera y atravesando huertas y un arroyo. Tras pasar junto a unas naves ganaderas nos tocará adentrarnos en u monte de encinas y carrascas.
Para llegar a Villamayor de los Montes pasaremos por debajo de la autovía, dejando más tarde dos desvíos a nuestra derecha, pasando junto a unas tenadas y tomando la última bifurcación a la derecha para cruzar la vía del tren. Aquí, podemos ver una iglesia y un interesante Convento con claustro románico.
Desde el convento seguiremos por esa calle que nos lleva a un pabellón, desde donde regresaremos a Lerma. En el siguiente cruce giraremos a la izquierda y en los próximos de frente El camino, paralelo a las vías discurre por una zona de bosque. Tras cruzar la vía dejaremos a la izquierda dos caminos que se dirigen a Villalmanzo. Descendemos y pasamos por debajo de la autovía hasta llegar a la carretera de Palencia. El camino a Lerma ya es muy sencillo.

 

 Ruta de los Valles


Partimos de la Plaza Ducal en dirección este, pasando entre el palacio y el convento de San Blas, dejando a nuestra derecha la plaza de toros. Tomaremos el camino de la Nevera y no nos desviaremos durante casi 9 km, hasta encontramos con un molino derruido. Este camino es paralelo al río Arlanza.
Antes de llegar al cruce de la carretera a Tordueles, tomaremos un camino que asciende a una pequeña montaña. Desde lo alto observamos los restos de la ermita de Torrecilla del Agua.
Siguiendo nuestra ruta llegamos a una bifurcación donde nos desviamos hacia la derecha. Después de haber atravesado una amplia zona de viñedos, cruzamos el arroyo de Vegarroyo.
Al ir descendiendo, veremos la ermita sin cubierta y la iglesia románica de Castrillo de Solarana. Accedemos tras cruzar el arroyo de la Salcada.
Salimos del pueblo por la carretera para tomar el camino, que partiendo desde la primera curva nos lleva a Villoviado. En el primer cruce nos desviamos a la derecha por un camino que parece borrado. Podremos visitar la localidad del Cura Merino.
Continuamos por la carretera hacia Revilla. Junto a la última casa parte un camino que se dirige sin desviarse hacia Lerma. Si deseamos alargar el itinerario podemos acercamos desde la población de Villoviado hasta Rabé de los Escuderos y desde allí tomar un camino que parte hacia la villa Ducal de Lerma.